En el hospital

Después de salir del hospital tras el nacimiento de LittleOne he tenido que volver en varias ocasiones y siempre me produce cierto desasosiego.

Hoy, casi ocho meses después de recibir el alta, he vuelto para un chequeo que nada tiene que ver con el embarazo o el parto y me ha sorprendido el sentirme todavía tan inquieta al llegar.

Es el lugar donde nació mi pequeño, debería traerme recuerdos bonitos y sin embargo no es así. Supongo que cómo se produjo el nacimiento, el cómo fue la estancia en el hospital después y las visitas posteriores tienen que ver.

Me viene a la memoria la llamada recibida de mi médico a las nueve de la noche para que fuéramos de urgencia a que me indujeran. Todas las horas, más de un día, casi dos, hasta que se produjo el nacimiento. La carrera hasta el quirófano cuando vieron que era urgente la cesárea, la operación en sí y los días posteriores.

Recuerdo con mucho desagrado esos días posteriores en el hospital y me da pena porque tambien fueron los primeros días de vida de mi bebé. Obviamente estaba recién operada luego agradable no era pero es que además tuvimos la mala suerte de que nos tocara una compañera de habitación muy petarda que lo hizo todo más difícil. Estuvimos con la cortina echada todo el rato, sin ver apenas la calle durante tres días.

Allí también nos dijeron todo el peso que perdió LittleOne en los primeros días, tanto que no nos dieron el alta cuando correspondía si no que hubo que esperar a que cogiera algo de peso. El sentimiento que te entra cuando piensas que tú bebe ha pasado hambre….

Recuerdo la clínica de lactancia donde fui varias veces estando ingresada a que me ayudaran. Las visitas posteriores a dicha clinica para hacer seguimiento y donde todo era tan frustrante. Recuerdo la leche que no subía, los relactadores, la bomba sacaleches que no sacaba nada….

Recuerdo la visita de rutina del postparto donde una citología derivo en otra llamada de la ginecóloga para darme malas noticias ya que la prueba salió con anormalidades.

Total que es llegar, ver el edificio y empezar a ponerme nerviosa, inquieta. Siento cierto desasosiego que no sé cómo describir. Supongo que forma parte del parto traumático que tuve. Por cómo fueron las cosas. Yo no tengo queja del equipo médico y repetiría en el mismo hospital sin dudarlo, es solo que la cosa se complicó por sí misma y nada salió como yo lo dibujaba en mi mente.

De un tiempo a esta parte, me doy cuenta de que estoy bastante mejor. Supongo que el encontrarme mejor físicamente sin dolor ya por la operación también influye. De alguna manera he alcanzado la paz con cómo fue todo e incluso he superado el trauma que me supuso no poder o no saber dar el pecho. He aprendido mucho y he salido reforzada.

Pero pisar otra vez el hospital me trae recuerdo demasiado vívidos algo difíciles de gestionar. Supongo que hace falta más tiempo o quizá siempre me va a pasar, no lo sé. Por suerte no es un lugar al que tenga que volver frecuentemente.

Anuncios
Publicado en Embarazo, En el Medico, Parto | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Nanny

Despues de sacar a LittleOne de la guarderia por lo que ya conte aqui decidimos que buscariamos una Nanny que viniera a casa a cuidar del chiquitin.

Tuvismos mucha suerte y en pocos dias encontramos a alguien que nos daba bastante confianza. Desde el dia de la entrevista me gusto la forma en la que trato al pequeño dandole la importancia que merecia pero de una manera muy natural y respetuosa.

Asi que aqui estamos otra vez en periodo de adaptacion solo que esta vez es muy diferente. Por alguna razon yo me siento mas tranquila y despues de hoy que ha sido el primer dia mas todavia.

Es obvio que no es lo mismo que LittleOne vaya a estar en casa con una persona dedicada a él que en una guarderia.

He hecho coincidir tres dias para poder estar en casa con la nanny y que mas o menos aprenda las no rutinas del chiqui. Esta claro que ambos se tendran que adaptar y llegar  a conocerse pero siempre es mas facil en un one to one que en una clase con 9 bebés mas y tres ciudadoras.

El primer día me ha dado tranquilidad. LittleOne ha estado tranquilo en todo momento. Cierto que de los momentos clave de biberon y dormir me he ocupado yo. Esos seran los puntos mas dificiles porque son dificiles a veces hasta para mi.

Veremos como se desarrolla la semana pero me siento optimista.

A nivel practico tampoco hay color. Ahora el chiqui se despierta cuando quiere, le cambiamos el pañal pero le dejamos en pijama hasta que la casa templa. Si compraramos eso con despertarlo si hace falta, vestirlo, salir de casa a las siete y media de la mañana a 20 bajo cero y caminar media hora hasta la guarderia, mas luego ir a recogerlo pues ganamos todos en calidad de vida.

Hay nannies que ademas realizan las tareas de la casa. La nuestra no pero tampoco eso era una prioridad. Si se ocupa de todo lo que tenga que ver con el niño. Su ropa, su comida y fregar y preparar sus biberones!!! Esto ya me ha dado media hora mas de tiempo esta noche para poder cenar tranquilamente y escribir esta entrada.

Vamos que por ahora bien pero lo cierto es que aun no me hago a la idea de que el jueves tendre que irme a trabajar y no ver a mi pequeño durante un monton de horas.

A ver cuanto me dura, mi periodo de adaptacion…..   snif….

 

Publicado en Guarderia, Vida diaria | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Toca abrigarse!

 

Este es mi cuarto invierno en Canada y por mi experiencia anterior se que cualquier cosa es posible. Ha habido años con dias y dias a 20 bajo cero y otros años que, aunque con mucha lluvia, apenas ha bajado de 10 bajo cero. Y para mi 10 bajo cero es el umbral donde empieza el verdadero frio.

Pero este invierno tiene una gran novedad y es que no solo tengo que abrigarme yo si no que tengo que pensar en como mantener calentito al pequeño LittleOne.

Y no es facil, me estoy volviendo un poco loca y por lo que veo es algo comun en madres primerizas y mas si somos inmigrantes.

Cuando salimos a la calle el pequeño va en el carrito o en la mochila.

En el carrito me precupa menos. Se le puede poner un Snowsuit, vamos un mono o buzo de toda la vida, ademas lleva el saco del carrito y a malas el plastico de la lluvia para cortar el aire. Lo malo de esto que el carrito no le gusta mucho y si ademas le cortas toda la vision pues se aburre y protesta….logico.

En la mochila pues tango mas dudas. Lo ideal es que dentro de la mochila él vaya con ropa normal. Hay que abrigar de la mochila para fuera. Se que existen cobertores y abrigos de porteo. Ademas tengo el extensor de mi chaqueton de invierno que me compre para el embarazo. Se supone que cabremos los dos dentro. Ese mismo extensor se puede acoplar a un abrigo de The Other Significant que portea mucho asi que genial.

Tengo la duda de si el extensor sera suficiente. Venden una capa extra de mas abrigo que si veo que finalmente es lo que usamos quizas compre.

Para los pies le he comprado unas botas/patucos de lana merina porque vi que era lo que todo el mundo usa aqui. Lo ciero es que la lana merina es de lo mas abrigado que he visto. Aun no me han llegado, ojala haya acertado. Dependiendo de lo altas que sean las botas necesitare calentadores o no. He comprado un par de calcetines hasta la rodilla y tengo un pantalon que me regalaron que es gordito y largo que si puedo meter por dentro de la botita estara bien. (En lo que escribia me han llegado las botas y parece que le van a estar pequeñas…tendre que buscar plan B)

Hay que abrigar la cabeza. Ayer me hice con un gorro de esos que bajan y tapan las orejas que creo le sera comodo. Las manos quedan normalmente dentro de la mochila asi que no me preocupa.

Tanto en el carro como en la mochila, me preocupa la cara. SIempre va a haber una parte que quede destapada y cuando el viento tan frio te da en la cara….duele. Me pasa a mi. Se me pone la piel roja y al entrar en un sitio caliente siento como cierto dolor. Yo lo soluciono cubriendome por completo la cara pero él no se dejará….logico.

Creo que lo que la gente hace es que les unta algo por la cara para proteger la piel del frio. Tengo que investigarlo mas. Creo que es algo asi como vaselina o algo parecido. Aun asi eso protegera la piel pero lo de tapar la naricilla para respirar aire calentito es otra historia.

Bueno a ver que tal se me da. No me quiero encerrar en casa porque sea invierno. Por suerte es una ciudad normalmente soleada, al nivel de Madrid al menos y hay que salir a tormar el sol.

Mañana primera prueba. No subiremos de los dos grados bajo cero en todo el dia.

 

 

 

 

Publicado en Emigrando a Canadá, Vida diaria | Etiquetado , | Deja un comentario

Cambio de rutinas

 

Winter is coming lo que significa que habrá que cambiar las rutinas y buscar nuevas actividades.

Hasta ahora lo primero que hacíamos LittleOne y yo por la mañana era dar un paseo en carrito. Él se dormía tan a gusto y yo me compraba un café y me aireaba un poco. Hoy ha amanecido un día gris, húmedo y a diez grados y francamente no invita a salir a pasear. Y esto es solo el comienzo, es decir, para los estándares de Toronto, hoy no hace frio.

Por suerte o por desgracia vivo en un barrio muy urbano y populoso con un montón de servicios a mano. Tengo dos centros comunitarios y una biblioteca como servicios públicos y algún que otro centro privado para niños. En todos estos sitios existen actividades para hacer con ellos.

Las actividades gratuitas simplemente consisten en habilitar un espacio donde sin necesidad de registrarse (Drop-In) puedes ir para que el niño juegue y tú te relaciones con otras mamas y algún que otro papa. Es una buena forma de salir de casa en invierno. A veces ofrecen canciones y rimas durante un rato y después juego libre.

Y luego hay “clases”. De música, por ejemplo, a partir de 4 meses, pero los bebes a penas se enteran de nada a esa edad o les puede pillar con sueño o hambre y no disfrutarlo, no creo que merezca la pena. Más adelante sí que puede que le busque alguna actividad más dirigida ya que se va a pasar todo el año en casa.

Otra alternativa son las piscinas de invierno. Ir a darse un baño es gratis y a partir de seis meses hay clases de matronatacion. Aquí he tenido mala suerte porque la de al lado de mi casa acaba de cerrar por reformas pero bueno, tengo una piscinita pequeña en mi edificio que para LittleOne de momento es más que suficiente. Tengo que buscar información sobre juegos en el agua para bebes.

Así que ahora se acabaron los ratos de parque y césped y toca buscar actividades Indoor. La idea no es encerrarnos en interiores todo el invierno, días de sol, bien abrigados se puede (y se debe) salir a pasear pero imagino que cada vez querrá menos paseos pasivos para él y más actividad propia y juego.

A ver qué tal se nos da este primer invierno.

Publicado en Crianza, Vida diaria | Etiquetado , | Deja un comentario

Bottle Weaning o Destete del Biberón

Desde que la cague  fracasé con la Lactancia Natural siempre he intentado dar el biberón y el chupete a #LittleOne de la forma más respetuosa posible. Ya he contado en anteriores post como.

El caso es que ahora que tiene seis meses y aunque aún queda mucho me planteo la mejor forma de dejar de darle biberones de….desbiberonizar? de forma respetuosa.

Y nuevamente toda la información que encuentro online no sirve para nada porque una vez mas no se tienen en cuenta las necesidades emocionales del bebe que se alimenta con biberones. Mucho se habla del destete respetuoso, del no ofrecer no negar, de destetar cuando mamá y/o bebe estén listos para ello o así lo deseen.

De retirar el biberón que se habla?, que hay que retirarlo porque da caries o puede producir sobre alimentación o cosas asi.

Pero todos esos artículos se olvidan de una cosa. Para un bebe, tomar su biberón supone mucho más que alimento, al igual que la teta es mucho más que alimento.

Cuando un bebe ha sido alimentado con biberón de forma respetuosa ha sido sostenido en brazos por su mama, y casi exclusivamente su mama (o quien sea el principal cuidador), bien cerquita, pegadito al pecho, en silencio, mirándose a los ojos, a demanda, adaptando el ritmo lo más posible a los deseos del bebe, succionando. Se convierte, en sustitución del pecho, en un momento intimo entre ambos, donde el bebe no solo se alimenta si no que además se calma y se relaja. Hasta tal punto en mi caso, que #LittleOne, desde que es consciente, no admite fácilmente que nadie le dé el biberón. Solo su mama. Y yo reconozco que es de las cosas que no me gusta delegar, me gusta darselo yo.

Y de golpe debo pribar de eso a mí bebe porque le saldrán caries…..bueno puestos a elegir prefiero caries que disgustos, berrinches, inseguridades, etc.

No pretendo darle el biberón hasta la eternidad pero si sé que lo retirare de la forma más respetuosa para con el posible.

Aun no sé cómo será, no me lo planteo, como empezaba diciendo queda mucho para eso. Le quedan seis meses aproximadamente de tomar leche de formula y mientras necesite leche de formula no me planteo desbiberonizar…Por tanto será a partir del año cuando, valorando sus necesidades, habrá que pensar qué camino tomar.

Publicado en Crianza, Lactancia, Nutrición | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Tiempo de calidad

Es un gran concepto este de tiempo de calidad que como tantos otros en esto de la maternidad/paternidad para lo único que sirve es para lavar conciencias.

Se dice que no es importante cuanto tiempo pasemos con nuestros hijos como la calidad de ese tiempo. Y yo la verdad creo que no es cierto.

Además qué es calidad en esto de pasar tiempo con alguien? Es que no termino de pillarlo. Yo creo que de nuevo es un concepto que se usa con los niños o bebes pero que no nos atreveríamos a usar con otra persona, por ejemplo, nuestra pareja.

No me imagino una relación que pudiera funcionar si nuestra pareja decide siempre estar en cualquier otra parte, haciendo cualquier otra cosa, pero nos ofreciera unos “momentos de calidad” al día o a la semana. “Cari, no te hago ni puto caso en toda la semana que estoy muy ocupado y a mis cosas pero el sábado te llevo a un spa durante dos horas”. Bueno, habrá a quien le funcione, a mí no.

Yo creo que hay que estar siempre, lo mas que se pueda. No puede haber calidad sin un mínimo de cantidad.

Es verdad que no siempre es posible, es verdad que hay padres y madres que sufren y mucho por no poder estar con sus hijos, tanto como quisieran, pero también es verdad que los hay que escaquean la cantidad, pero luego se escudan o se autoengañan con eso del tiempo de calidad.

Está claro que la cantidad también debe ir acompañada de calidad. Es decir, tampoco me sirve que te sientes a jugar con tu bebé con el móvil al lado comprobando cada actualización que te llega de Twitter. Todos percibimos cuando la persona a la que tenemos delante en realidad no nos está haciendo ni caso, los niños también.

Y luego hay otra forma de estar. Y es interesarse de verdad por sus cosas. Por lo que pasa en el colegio, por quienes son sus maestros o amigos, por qué proyecto del cole tienen que hacer, o que disfraz para carnaval, cuando hay reunión de padres, consulta con el pediatra…..Los niños saben y notan cuando sabemos de su vida de verdad o solo estamos allí como una figura de paso. Es la diferencia entre los amigos de verdad o los conocidos que solo sirven para salir y pasarlo bien pero con los que sabemos no podemos contar cuando de verdad nos preocupa algo.

Espero poder ofrecerle siempre a mi LittleOne todo el tiempo que ambos necesitemos. Que el tiempo que él necesite conmigo y el que yo pueda darle vayan siempre de la mano. Pero si no es así, no creo que pueda escudarme en eso del tiempo de calidad porque sencillamente no entiendo el concepto.

Publicado en Crianza, Vida diaria | Etiquetado , , | 5 comentarios

Pediatra

Hoy ha tocado la revisión de los seis meses. Todo bien con mi LittleOne, a pesar de que esta flaco y se le notan las costillas, todo en orden. Resulta que no todos los bebes son rollizos ni tienen que serlo. Y eso dándole formula a demanda que según algunos es terrible porque hace bebes obesos y sobre alimentados….

En fin.

Lo que quería contar es como encontramos a nuestra pediatra.

Aquí la sanidad es pública y gratuita (salvo medicamentos), pero en atención primaria funciona algo diferente que en España. No hay centros de salud públicos como tal en cada barrio donde a uno le asignan un médico u otro. Es un poco locura.

Tanto en medicina familiar como pediatría general te tienes tú que buscar tu médico. Puede ser cualquiera que tú quieres, siempre y cuando tenga hueco y acepte nuevos pacientes. Dicho así parece bonito pero es que hay escasez y la mayoría no aceptan nuevos pacientes. Igual te toca irte lejos o coger alguno que quizá no es el que te gustaría.

No es obligatorio tener medico asignado. Puedes ir a las Walk-In clinics donde atienden a todo el mundo aunque no sean pacientes pero claro el trato es menos personal, no tienen tu historia, y te puede tocar un médico diferente cada vez.

Otra peculiaridad es que los médicos de familia atienden niños y bebes, además de los pediatras. Mucha gente contenta con su médico de familia no busca pediatra y lleva a las revisiones del bebe al médico de familia.

Y eso es lo que pensaba hacer yo pero no pudo ser y ahora me alegro aunque fué muy estresante.

Como LittleOne perdió mucho peso al nacer, teníamos que llevarlo al pediatra o medico tres días después de haber dejado el hospital para seguimiento del peso. Llame a mi médico de familia y me dijo que no estaba disponible hasta dentro de una semana. Entre en pánico. Tenía que encontrar un pediatra aceptando nuevos pacientes cerca de mi barrio y que me diera cita en dos días.

Pues lo encontré.

De casualidad, en la consulta de la ginecóloga durante las revisiones del embarazado, habíamos hecho una foto a una información de una clínica pediátrica que se anunciaba como aceptando nuevos pacientes. Llame y era cierto y por suerte me hicieron hueco y así es como la Dr. Gelman entró en nuestras vidas.

Yo estoy contenta con ella en general. Básicamente porque se ocupa de la medicina y no se preocupa por mucho más. No se mete demasiado en métodos de crianza. Teta, biberón, purés, BLW, carrito, porteo, alimentar al bebe por la noche o no, colecho o habitación propia….todo le parece bien mientras el bebe este sano, crezca y este feliz (junto con la mama, te hacen un test en la consulta del pediatra para detectar depresion post-parto).

Las cuestiones médicas las explica en detalle, despacio, cosa que siendo en ingles se agradece, y entiende y comprende todas las dudas de madre primeriza que he podido tener y todas las veces que he corrido a la consulta porque LittleOne había tosido dos veces seguidas.

Eso también funciona bien. Si un día, te parece que el niño no está bien, llamas y ten dan cita para ese mismo día. En este caso puede no tocarte tu Dra. sino otra del equipo, pero las que he visto hasta ahora muy bien todas.

Las enfermeras que pesan a los bebes y los vacunan majísimas. Son mayores pero la verdad el trato es muy bueno y se las nota la experiencia.

Por otro lado, las revisiones del primer año son al mes, 2 , 4, y 6 meses con vacunas, 9 meses sin vacunas y al año con vacunas otra vez. Supongo que muy similar a España.

Y ahora espero no tener que volver hasta dentro de 3 meses, a la siguiente revisión. Eso significara que LittleOne sigue sanote como hasta ahora.

Publicado en En el Medico, Sin categoría, Vida diaria | Etiquetado , , | Deja un comentario